La reencarnación de Sri Raghava dasa Brahmacari (1954-1973)



“En relación con el accidente de auto, tengan una reunión para recordar a Raghava dasa y oren a Krishna para que le de una buena oportunidad para que avance en la conciencia de Krishna. Sin duda que Krishna le dará a él un buen lugar en donde tomar nacimiento, en el que pueda comenzar una vez más actividades en conciencia de Krishna, eso es seguro”.
(Carta de Srila Prabhupada a Revatinandana dasa, 14 de Noviembre de 1973)

Del diario personal de Ratnavali dasi (Londres)

Con agradecimiento a Servicios Astrológicos Mithuna Twiins (dkrishna108@yahoo.com
por crear este asombroso articulo y permitirnos publicarlo en este website.



INTRODUCCIÓN

Yo tengo recuerdos de mi vida pasada, como un brahmacari llamado Raghava das. Esto se ha visto a través de sueños que más tarde se confirmaron como eventos reales de la vida de Raghava por personas que lo conocieron. Las lesiones que ocasionaron su muerte y mis marcas de nacimiento, cicatrices y enfermedades, todo se correlaciona.

MI DIARIO DE REVELACIONES

Yo soy de ascendencia hindú y nací el 9 de Agosto de 1975, en Londres. Mis padres tienen un pequeño santuario en casa, con muchas fotos de semidioses y del Señor Krishna. Un día abrí un cajón y ahí estaba un libro escrito por Srila Prabhupada. No puedo recordar el título, pero cuando vi la cubierta posterior me atrajo una fotografía de Srila Prabhupada. Recuerdo que cuando lo vi sus ojos eran muy profundos. Sentí como si él me estuviera diciendo “regresa a casa, regresa a casa…”.

OCTUBRE DE 1991

Fui brutalmente atacada por un hombre drogado que invadió el campo de mi escuela preparatoria. Esta persona me golpeó repetidamente en la cabeza con mucha fuerza, con la estaca de una cerca con clavos. Yo me protegí la cabeza con las manos, pero como él me golpeaba repetidamente el dolor era increíble. Repentinamente comprendí, mientras él me golpeaba la cabeza y las manos, que no era realmente a mí a quien golpeaba, pues yo estaba en alguna parte dentro de mi cuerpo. Grité por ayuda, pero no había nadie cerca. Así que comencé a orar intensamente: “Por favor, Dios, ayúdame, por favor, Dios, ayúdame”. Una voz dentro de mí comenzó a guiarme diciendo: “Finge que estás muerta”. así que fingí que había muerto y él dejo de golpearme. La voz dijo: “Ahora abre los ojos, él se ha ido”. Yo tenía temor, pues si él aun estaba ahí me asesinaría.

Abrí los ojos lentamente y sentí alivio al ver que él ya no estaba. Entonces la voz comenzó a guiarme: “Levántate y vete”. Yo me encontraba exhausta por la paliza y no quería levantarme. Entonces la voz me dijo: “Este es el momento para escapar, pues él puede regresar”. Inmediatamente me puse de pie y miré que mi cabeza y mis manos estaban cubiertas de sangre. Después de este horrible incidente me tomó mucho tiempo recobrarme emocional y físicamente, pero sentí que debía mi vida a esta voz que me había salvado.


1992

Conocí a unos devotos distribuidores de libros en el área en que vivía, ellos tenía muchos libros escritos por Srila Prabhupada. Me aproximé a ellos y compré algunos para leer. Entre más los leía, me sentía más cerca de la voz que me protegió. El Bhagavad-gita fue el libro que principalmente respondió a todas mis preguntas, en él se explica la ciencia del alma y que Krishna es la Suprema Personalidad de Dios. Ahora yo estaba convencida de que la voz que me protegió era Krishna es Su aspecto de Paramatma. Yo estaba buscando a Krishna. El distribuidor de libros mencionó que había un templo en Londres, con las Deidades de Radha-Krishna. Inmediatamente sentí un fuerte deseo de ir a verlos. Eventualmente, cuando tuve el darshan de las bellas Deidades de Sri Sri Radha-Londonishvara, me puse muy emotiva. Lágrimas brotaban de mis ojos y yo estaba convencida de que Ellos me salvaron. Entonces decidí que yo quería dedicar mi vida a Ellos.

Mi matrimonio y el Sankirtan con Tribhuvanath

Octubre de 1997: Me casé con Krishna Viddhi Prabhu y dos años más tarde recibí iniciación de Su Santidad Bhakti Charu Swami, convirtiéndome en Ratnavali dasi.

Junio de 2000: Yo estaba muy inspirada por el sankirtan de Tribhuvanath Prabhu, especialmente un sábado por la noche en Londres. Pude tocar un ritmo con el tambor africano, acoplándome muy bien al ritmo de la mrndanga. Recuerdo que cuando toqué por primera vez en el harinama del sábado en la noche, me pidió que me parara junto a él, al frente. Yo estaba muy avergonzada y no quería pasar al frente, pero un devoto me empujó y ahí estaba yo, parada junto a Tribhuvanath Prabhu. Yo me sentía incómoda, pues estaba en un cuerpo de mujer, junto a un brahmacari, pero él se comportó muy normal y me animó. Él prefería orar con todos los instrumentos juntos. Cuando todos los hombres lo rodearon tocando más rápido, yo estaba también en el círculo.


Tribhuvanath (r.) con Padmapani das

Me sentí avergonzada y caminé apartándome, pensando que tal vez esto parecería poco casto, pero Tribhuvanath Prabhu se molestó un poco y detuvo el harinama. Me señaló y me pidió que regresara al círculo. Yo bajé mi cabeza, me reintegré al círculo y continuamos el harinama, Desde ese día, él me enseñó como cantar Hare Krishna en un harinama sankirtan sin sentirme apegada a la concepción corporal de la vida. Sentí muy intensamente que él me tratara como un brahmacari. Me uní a su equipo para el festival, viajando y tocando mi tambor africano.

Vislumbres de mi vida pasada


Agosto del 2000: Le mencioné a Krsihna Ksetra Prabhu (el maestro espiritual de mi esposo) en el Ratha Yatra, que yo había estado ahí, en Trafalgar Squere, durante el Ratha Yatra en 1973** Él replicó: ¿de verdad? “Yo también estuve ahí”. Posteriormente me asombré de haber dicho eso, debido que yo nací en Agosto de 1975.

Octubre 2000: Tribhuvanath Prabhu arregló un kirtan de 24 horas, para recaudar donaciones para su festival en el este de África. Yo quería tocar mi tambor durante 24 horas, cuando le mencioné esto a él me dijo: “Vas caer muerta”. Yo repliqué: “mejor caer muerta en un kirtan que en un accidente”. Después de esto me asombré de haber dicho algo tan extraño.

“Simplemente canta Hare Krishna”

Julio del 2001: Tuve un sueño en el cual se me mostraban muchos obstáculos. En la medida en que el harinama se incrementaba, disminuían los obstáculos. Finalmente abrí una puerta y ahí estaba Srila Prabhupada sentado junto a una mesa. Yo comencé a llorar en su regazo. Él me miró compasivamente y me dijo: “Ven. Mucha gente quiere hablar acerca de ti, pero no hay nada que hacer por ti, simplemente canta hare Krishna”, entonces terminó el sueño.

Septiembre de 2001: Le mencioné a mi Guru Mahajara que un brahmacari no me trataba apropiadamente y que yo tenía dificultad para trabajar con él, ya que me sentía incómoda. Él me respondió que esto se debía a mis reacciones kármicas. Me sorprendió escuchar esta réplica. Entonces yo le narré, humorísticamente, como mi esposo me dijo que me había visto como brahmacari en una regresión terapéutica. Mi Guru Maharaja me contesto de manera muy seria de que no había duda de que yo fui un brahmacari en mi vida previa, realizando harinama en el pasado, presente y en el futuro. Ahora yo estaba realmente en choque.

La desaparición de Tribhuvanath Prabhu.

Octubre de 2001: Cuando le diagnosticaron cáncer de estómago a Tribhuvanath Prabhu, yo comencé a realizar harinama sankirtan diariamente, orando por su salud. Tocado por este gesto, Tribhuvanath Prabhu dijo que él me ayudaría con el harinama cuando se sintiera mejor, y me instruyó a estar apegada al sankirtan yajña y a los Santos Nombres. Desafortunadamente él dejo este mundo así que yo continúe con el harinama, viéndolo como una liga eterna con Tribhuvanath Prabhu, quien fue muy amable y querido por diferentes personas de todos los niveles.

“Yo aun estoy ahí”

Octubre del 2001: Tuve un sueño, en el que yo iba a Escocia. En una escena yo estaba en la sala de un hospital. En otra escena yo estaba buscando mi casa, pero esta se había convertido en un bar con una escalera de espiral muy particular y un callejón en la entrada y en la tercera escena yo estaba cantando japa en un parque, al cual yo podía ver desde todos los ángulos. Dos semanas más tarde tuve un sueño, en el que yo estaba cantando japa en el mismo parque.

Octubre del 2001: Vi a Krishnadas* Prabhu por vez primera en el programa para recordar a Tribhuvanath Prabhu, y tuve el sentimiento de que lo había visto anteriormente. Él menciono en su discurso que alguien nos dejó en circunstancias inesperadas. Inmediatamente algo dentro de mí preguntó: “No, eso no es verdad, yo estoy aquí”. Y me puse muy emotiva. Posteriormente yo estaba maravillada del porqué yo había sentido esto si no lo había conocido antes.
*el nombre ha sido cambiado
Buscando a Raghava Prabhu

Noviembre del 2001: Rama Nrsimha Prabhu y yo le preguntamos a cinco diferentes discípulos de Srila Prabhupada sí ellos conocieron a algunos brahmacaris que hayan muerto antes de 1974, que hayan amado el harinama, que hayan tenido alguna conexión con Sri Sri Radha-Londonishvara y con Tribhuvanath Prabhu. Esto es lo que yo descubrí acerca de Raghava:


SRIMAN RAGHAVA DAS BRAHMACARI (1954-1973): David Hoey nació el 14 de Mayo de 1954, en Glasgow. Fue hijo único y vivió con su madre y su padre. Alrededor de los 13 años de edad, él encontró a su padre colgado de una cuerda, muerto por suicidio. David comenzó a cuestionar la vida y a la edad de 17 años se unió a ISKCON en el templo de Edimburgo. David fue inspirado por Tribhuvanath Prabhu para realizar harinama. Diariamente, cuando Tribhuvanath Prabhu y David entraban al templo brincaban por algunos minutos cantando Hare Krishna, aplaudiendo con las manos y en algunas ocasiones tocando los kártalos, como si hubieran enloquecido. David también visitaba el templo de Bury Place en Londres, que es donde residen Sri Sri Radha Londonishvara. El también iba a ver a Radha-Gokulananda en Bhaktivedanta Manor. David fue iniciado por Srila Prabhupada el 19 de Octubre de 1973 y fue llamado Raghava das Brahmacari. Él ofreció su vida ahorrando 200 libras como guru dakshina para Srila Prabhupada.

De manera trágica, su entusiasta servicio fue interrumpido por su inesperada muerte al día siguiente en un accidente a bordo de una camioneta en el camino de Edimburgo a Newcastle. Krishnadas Prabhu se durmió al volante, la camioneta chocó y Raghava dejó el cuerpo. Tribhuvanath Prabhu lloró cundo les dijo a otros acerca de la partida de Raghava. Raghava se perdió del yajña de su iniciación, el cual iba a ser conducido por Ravatinandana Swami al día siguiente a nombre de su maestro espiritual. Srila Prabhupada envió una carta a Ravatinandana Swami en la que escribió lo que sigue:

“En relación con el accidente de auto, tengan una reunión para recordar a Raghava dasa y oren a Krishna para que le de una buena oportunidad para que avance en la conciencia de Krishna. Sin duda que Krishna le dará a él un buen lugar en donde tomar nacimiento, en el que pueda comenzar una vez más actividades en conciencia de Krishna, eso es seguro. Nosotros debemos ofrecer condolencias a un alma que ha partido, separándose, de un vaishnava. ¿Sabes que se debe distribuir parsadam? Tres días después del fallecimiento de un vaishnava se debe realizar un programa para ofrecer prasadam al alma que partió y a los demás. Este es el sistema”. (Carta de Srila Prabhupada a Revatinandana Maharaja, 14 de Noviembre de 1973)

Regresiones de la vida pasada

Noviembre de 2001: Acepté a Su Santidad Tamal Krishna Gosvami como mi siksa guru, pues él es muy amable y me inspira mucho, especialmente para el Harinama y a tocar el tambor africano. Decidí hablar con mi Guru Maharaja y con Tamal Krishna Gosvami acerca de mis extrañas experiencias. Ellos me aconsejaron hacer una regresión a mi vida pasada y yo hice dos de ellas. Ambas regresiones me mostraron que yo era un joven brahmacari, realizando harinama con Tribhuvanath Prabhu. Había algunas escenas con Srila Prabhupada, que me hicieron sentir muy emotiva. Después de cada una de estas dos regresiones, en la mañana siguiente, coincidentemente tuve exactamente el mismo sueño recurrente, en que un hombre con el cabello largo se dormía al volante, y yo estaba en la parte trasera del vehículo, el cual chocaba.

¡Raghava, Raghava, Raghava!

Enero del 2002: Tuve un sueño en el que Krishnadas Prabhu gritaba: “¡Raghava, Raghava, Raghava!”. Después de algunas semanas tuve también otro sueño, en el cual yo estaba tratando de decirle que yo era su viejo amigo Raghava, pero él no podía verme.

He tenido muchas pesadillas de accidentes vehiculares, que parecen como constantes y horrendos. También he tenido algunos sueños de Edimburgo, en los cuales yo estoy subiendo las escaleras del Templo de Edimburgo a la clase del Srimad-Bhagavatam.

Mi esposo y yo nos encontramos con Krishnadas para explicarle lo que estaba pasando y yo estaba muy nerviosa, pues sabía que uno no podía aproximarse a él en relación con Raghava, pues eras un tema muy sensible. Cuando me senté en su auto, él comenzó a conducir y la puerta de mi lado seguía abierta. Traté se cerrarla varias veces, pero no pude hacerlo, entonces grité que mi puerta no cerraba. Inmediatamente Krishnadas detuvo el automóvil, cerró la puerta desde afuera y me dijo en voz baja: “No te preocupes, estás segura conmigo”. Esta fue una manera irónica, extraña y humorística de encontrarnos. Cuando llegamos a su casa, yo le hablé de mis revelaciones y él fue muy amable y de mente muy abierta, sintió mucha curiosidad y me pidió que le mantuviera informado.

Con la ayuda de un mapa, mi esposo y yo visitamos el área donde había estado el templo de ISKCON en Edimburgo, en 14 Forrest Rd. Como comencé a tener algunos problemas con mi estómago fui a un hospital cercano a que me hicieran un emplaste. De regreso, noté que había un parque ahí cerca. Quedé conmocionada al darme cuenta de que se trataba del mismo parque que había visto en mis sueños. No puedo dejar de sentir que había estado ahí antes. Miré desde muchos ángulos y supe que era el mismo que el de mis sueños. Luego fui a buscar la ubicación del antiguo templo de Edimburgo, que para mi asombro se había convertido en un bar. Cuando entré ahí estaba la misma escalera negra de caracol y el callejón en la entrada. Corrí hacia afuera para tomarme un tiempo para digerir todo esto. Sentía como si esto fuera mi hogar y yo hubiera estado ahí antes. Raghava tuvo su base en el templo de Edimburgo y amaba cantar japa en ese mismo parque cercano, el cual se llamaba The Meadows. Estaba sorprendida de ver que en realidad todo esto lo había visto en mi sueño de Octubre de 2001.

Lo que tú debes alcanzar
Abril de 2002: Hablé con mi Guru Maharaja para actualizarlo acerca de mis revelaciones. Le pregunté si esto era el producto de mi imaginación o una revelación de lo alto. Él respondió que esto era una revelación de lo alto. Esto fue difícil de digerir, ya que a pesar de que yo sé en teoría que nosotros no somos este cuerpo, sino almas, aun así me tomó tiempo poder aceptarlo en realidad. Mi Guru Maharaja me apoyó y fue muy cuidadoso, ayudándome a tratar con esto. En una visita a Londres él habló con Krishnadas Prabhu, quien ya estaba convencido de que en mi vida pasada yo fui Raghava. Krishnadas Prabhu, ya se sentía aliviado, aunque le tomó mucho digerir esto.

Una vez, hablando conmigo, mi Guru Maharaja me preguntó bromeando: “Entonces, ¿quién era la chica en la que estabas pensado en el momento de la muerte?”. Quedé consternada, me sentí avergonzada y respondí: “No lo sé, y es mejor que no lo sepa”. En el 8.6 de El Bhagavad-gita se declara que “Lo que sea en que esté pensando en el momento de tu muerte, ese estado alcanzarás sin falta”.

Nunca te voy a dejar”
Junio de 2002: He tenido los mismos sueños recurrentes de mi niñez, en los que yo estoy mirando hacia afuera desde la ventana de mi habitación y todo lo que puedo ver es las colinas y la vegetación.

Noviembre de 2002: Me encontré con la ex-esposa de Krishnadas Prabhu Dhenuvati por vez primera en Edimburgo. Ella conoció a Raghava y realizó algunos servicios con él en la cocina del templo de Edimburgo. Ella tenía dos perros yo me asusté con ellos, mi mano izquierda comenzó a moverse con temor. Entonces le mencioné que tuve un sueño muy realista en el que era mordida por un perro en mi mano izquierda en un parque. Dhenuvati se sorprendió mucho y contestó que ella recordaba una ocasión en la que Raghava vino corriendo a ella y le dijo que ya no iba a ir más al parque The Meadows, por que había sido mordido por un perro en la palma de su mano izquierda.

Noviembre de 2002: Dhenuvati mencionó que Krishnadas Prabhu lloró en numerosas ocasiones por Raghava y que decía que cuanto le gustaría traer de regreso a su viejo amigo. Inmediatamente llamé a Krishnadas y le mencioné lo que me dijo Dhenuvati. Le dije: “Yo nunca te voy a dejar”. Krishnadas se puso muy emotivo.

Satyavati*
*el nombre ha sido cambiado
Septiembre de 2003: Cuando el maestro espiritual bromea, siempre hay un significado en medio de la broma. Yo comencé a recordar a una muchacha de la India que le gustaba mucho a Raghava y quien también estaba en el templo de Edimburgo. Así que llamé a Dhenuvati y ella me confirmó que eso era cierto pues ella había visto que había trato entre Raghava y la muchacha de la India, llamada Satyavati. El debía concentrarse más en ella que en su japa y se quejó con Dhenuvati de ella en muchas ocasiones, sentía tanto atracción como aversión por ella, así que no podía comportarse normal con ella y por lo tanto no la trataba apropiadamente. Cuando ella entraba en la cocina, él se ponía huraño y se salía de la cocina. Yo me sentí muy avergonzada al escuchar todo esto.

Marzo de 2004: Tuve un sueño, en el cual estaba sentada en la parte de atrás de un vehículo, y Krishnadas estaba ahí. Entonces el sueño cambió, en lugar de Krishnadas era Srila Prabhupada quien estaba sentado, y estaba escribiendo algo. Después de esto mis sueños sobre choques parecieron disminuir.

Octubre de 2004: Asistí al festival para recordar a Tribhuvanath Prabhu y sus dos hermanos me llevaron a casa. Estuvimos platicando, pero ellos no sabían nada acerca de la historia de mi vida pasada. Coincidentemente, uno de ellos comenzó ha hablar acerca de una muchacha de la India, con la que había estado trabajando, y quien había conocido a Tribhuvanath Prabhu. Él dijo que su nombre era Satyavati. Quedé consternada, al comprender que se trataba de la misma muchacha por la que Raghava se había sentido atraído. Les pregunté por algunos detalles para poder contactarla y me reuní con ella, para darle dulces mahaprasadam enviados por Dhenuvati. Era sorprendente que nos parecíamos en los ojos, en las facciones y en algunos aspectos. Le di los dulces y dentro de mí me disculpé con ella por todas las ofensas, de las que yo sentía que estaba teniendo las reacciones kármicas en esta vida. Le pregunté por Raghava muchas veces pero ella no pudo recordarlo. Desde este encuentro he podido ver que debí haber tenido más conciencia de Krishna en mi vida pasada.

“Muchas gracias, Prabhu”

Foto: Srila Prabhupada bailando en el Festival de Ratha Yatra en Londres, en 1973. Su Divina Gracia se rehusó a sentarse en el carruaje para bailar con sus discípulos. A su izquierda está su editor. Detrás de Guru Maharaja está Revatinandana das.

Enero de 2005: Tuve un sueño en el cual yo estaba en el número 7 de Bury Place, que estaba presidido por Sri Sri Radha-Londonisvara en los 70’s. Raghava visitó y permaneció allí algunas veces.

Abril de 2005: Llamé por teléfono a Revatinandana Prabhu en Hawai. Yo le había comentado acerca de mis revelaciones una semana antes. Él me habló muy amablemente, diciéndome que era una bendición que yo estuviera teniendo esos recuerdos. Él recordó el accidente, y cómo Srila Prabhupada le dijo que le ofreciera prasadam y oraciones a “mi” foto. Fue muy extraño que yo le agradeciera a él por ofrecer oraciones y el maravilloso prasadam a mi foto, llamando al alma que partió para que viniera a honrarlo. Me sentí en deuda con Revatinandana Prabhu por su bondad.

Mayo de 2005: Sentí curiosidad por saber si la familia de Raghava estaba cerca, así que conseguí los certificados de la autopsia, el de nacimiento y el de defunción de Raghava, así como el certificado de defunción de su madre. Fue extraño tener el certificado de defunción de mi vida anterior, el cual en realidad era también una advertencia para esta vida. Supe que Raghava no tenía hermanos o hermanas, así que no había nadie con quien tener contacto. Es asombroso como puede uno estar apegado en esta vida a sus familiares y amigos. Pero en las en las vidas subsecuentes toda relación ha terminado, con la terminación del cuerpo anterior.

Todas mis marcas de nacimiento, cicatrices y enfermedades están correlacionadas con las heridas de muerte de Raghava. También conseguí algunas páginas con las declaraciones de los testigos del accidente.

Las colinas y la vegetación de Escocia

Junio de 2005: Decidí visitar la casa donde vivió Raghava con sus padres en Glasgow. Toqué en la puerta pero nadie me contestó. Entonces toqué a la puerta de “mis vecinos”. con quienes compartíamos el jardín y conocí a una anciana llamada Mary. De nuestra conversación pude saber que ella fue mi vecina. Ella y Hannah, la madre de de Raghava fueron muy buenas amigas. Cuando le hablé acerca de mis revelaciones ella se mostró convencida. Me invitó a pasar a su casa, fue muy amigable conmigo y me dijo que: “Si vas a la recámara de David, y miras por la ventana, sólo por esa ventana, podrás ver las hermosas colinas y la vegetación”. Estaba consternada, llorando, pues esta era la respuesta a mis sueños recurrentes. Mary y yo nos hemos mantenido en contacto. Le di el libro Volver a Nacer, de Srila Prabhupada, el cual ella encontró interesante.

Abril del 2006: De nueva cuenta he tenido el sueño recurrente de las colinas y la vegetación. Ahora sueño que voy hacia las colinas y la vegetación, detrás de las colinas encuentro una habitación, en cuanto entro a esta habitación puedo ver que ahí hay muchas Deidades de Krishna, ocupadas en diferentes pasatiempos, tales como Krishna aniquilando demonios, Krishna con madre Yasoda, Radha y Krishna, etc. Yo estaba muy atraída hacia madre Yasoda y Krishna. Este sueño me reveló que la felicidad eterna, la cual todos estamos buscando, está sólo en la relación con Krishna.


Abril de 2006: Yo sentía una gran necesidad de construir mi relación con Srila Prabhupada pues la había terminado de manera prematura, el camino ahora era siguiendo sus instrucciones a través de la lectura de sus libros, viendo sus videos, los DVDs y por la orientación de Bhakti Charu Maharaja. Me siento muy afortunada de tener a Bhakti Charu Maharaja como mi Guru Maharaja, ya que es experto en llevarme más cerca de los pies de loto de Srila Prabhupada

Mayo de 2006: Con la ayuda de las declaraciones del reporte de los testigos visité la misma área en donde Raghava dejó el cuerpo, en la carretera en Morpeth. Me podía sentir como Raghava cuando estaba en esta área. Yo no estaba listo para dejar mi cuerpo en el momento de mi muerte. Cuando estaba viendo la carretera vi que había un señalamiento de Edimburgo hacia Morpeth y otro de Morpeth a Londres. Ese era el fin de una vida y el inicio de otra.

Moviéndose

2010: Krishna Vidhi Prabhu y yo nos hemos divorciado, tomado diferentes direcciones. Fue un acuerdo amistoso, ya que ambos estuvimos de acuerdo en que nunca habíamos vivido como una pareja normal. Éramos más bien como brahmacaris en una vida grhasta. Él continúa realizando harinama y está muy dedicado a los santos nombres de Krishna en el templo de la calle de San Soho. Somos buenos amigos y nos mantenemos en contacto. Me he entregado al programa de Tribhuvanath Prabhu en el festival de ISKCON que ahora es administrado por Giridhari Prabhu. Mi papel es el de un servicio de tiempo completo en el programa del festival. Me siento muy afortunada de que de alguna manera sigo estando protegida por Tribhuvanath Prabhu aun después de su vida y de que de alguna manera estoy bajo su protección.

Historial clínico y realizaciones

La autopsia de Raghava mostró que él tuvo múltiples heridas, pero la mayor parte de estas fue alrededor de su abdomen, los intestinos y la pelvis. Mis informes médicos muestran que tengo inflamación en el revestimiento del estómago, con lo que mi abdomen se distiende, lo que ha causado marcas alrededor de este. Mis intestinos y pelvis son débiles y aun estoy en fase de diferentes exámenes, para investigar los problemas en torno a esta zona. Todas mis marcas de nacimiento y cicatrices también se correlacionan con las lesiones que Raghava mostró en su autopsia. (Los usuarios que han experimentado recuerdos de sus vidas pasadas también afirman que las lesiones del pasado también se pueden reflejar en el cuerpo presente. –Ed.)

Mi humor devocional es también similar al de mi vida pasada. El principal servicio de Raghava era el harinama sankirtan. Yo tuve un fuerte deseo de regresar con Tribhuvanath Prabhu. Sentí de manera especial las emociones de Raghava, de manera muy fuerte, cuando me encontré con devotos que lo habían conocido a él, lo mismo que cuando visité los lugares en donde él había estado. Tengo miedo a manejar vehículos. Internamente mi humor es el de un brahmacari. Desde mis primeros años no tenía deseos de tener hijos y quería permanecer siempre en el celibato, aun en mi vida de casada.

Krishnadas Prabhu siempre sintió una culpa tremenda por haberse quedado dormido mientras conducía, y debido a su sinceridad, él pudo unirse de nuevo con Raghava. Lo que pasó fue un accidente, y era el destino que me sucediera a mí, así que de ninguna manera culpo a Krishnadas Prabhu. Espero que esto lo ayude a superar su culpa. En cualquiera que sea el cuerpo en que nos encontramos, debemos tratar a los demás de la misma manera en que queremos ser tratados. Cada acción tiene una reacción igual y opuesta. Esto significa también respetar el cuerpo de los animales y no matarlos para nuestra alimentación, de lo contrario vamos a sufrir los mismos resultados. Es mejor mantener a Krishna en el centro de nuestras relaciones, nuestra relación con el maestro espiritual y con Krishna es eterna, las demás relaciones terminarán con el cuerpo. La última lección para todos nosotros es ser serios en nuestras prácticas devocionales. El proceso que Srila Prabhupada nos ha dado, la filosofía que nos mantiene unidos como familia es perfecta tal como es.

1 comentario:

  1. Creo que a varios devotos nos han pasado cosas similares, de cualquier manera, lo importante es que Sri Krishna nos sigue dando la oportunidad de avanzar espiritualmente para alcanzar su morada.

    ResponderEliminar