Capítulo Siete: Crítica de la escritura (Śrutiśāstra ninda)

Todas las glorias a Gadādhara Gaurāṅga y Nityānanda
Todas las glorias a Advaita y a los devotos de gaura

Haridāsa dijo: “La cuarta ofensa es la crítica de la Escritura, esta ofensa también obstruirá el bhakti de uno”.

Escrituras significa los cuatro Vedas, los Upaniṣads y los Puranas. Habiendo emanado de la respiración de Kṛṣṇa, constituyen el perfecto conocimiento y la autoridad. Particularmente en los asuntos espirituales, son la referencia de prueba final. Como los sentidos materiales del hombre, caracterizados por las cuatro fallas de karaṇa-pāṭava (percepción limitada), brama (ilusión), vipralīpsa (deseo de informar algo diferente de lo que se percibe) y pramad (desatención de los sentidos) posiblemente no pueden percibir más allá del nivel material de la materia inconsciente, El reino espiritual sería inaccesible sin la ayuda de Kṛṣṇa. Por lo tanto, Kṛṣṇa ha dado los cuatro Vedas, que están más allá de las cuatro fallas de los sentidos, y tan sólo por estos puede el hombre progresar hacia la meta espiritual.       

¿Cuál es el contenido de las Escrituras?, el hombre sabio comprender que karma y jñāna son secundarios e indignos, como procesos independientes, y que el sendero del bhakti es la esencia.

Los Vedas se sustentan como la guía autorizada y referencia (pranāma), y comprueban nueve diferentes tópicos, que se pueden clasificar en el sambandha, abhideya y prayojana. Por estos diez principios, la autoridad védica y los nueve tópicos que los Vedas prueban, la ignorancia es destruida y el conocimiento trascendental es revelado.

Estos nueve principios pueden ser resumidos como sigue:
1. Hay un Señor Supremo, Viṣṇu.
2. El Señor es el poseedor de todas las energías.
3. Kṛṣṇa es la fuente de todos los rāsas y está situado en su dhāma   eternamente, dando gozo a todas las jīvas.
4. Las jīvas son partículas del Señor, ilimitadas en número, infinitesimales en tamaño pero conscientes.
5. Algunas jīvas están eternamente ligadas a los universos materiales, atraídos por el placer ilusorio.
6. Algunas jīvas están eternamente liberadas y adorando a Kṛṣṇa y residen con El como asociados en el cielo espiritual experimentado prema.
7. Kṛṣṇa existe con sus energías, la energía material, la energía de la jīva y la energía espiritual, en un estado de simultánea identidad y diferenciación, permitiendo que todas permanezcan aún solas, debido a su inconcebible poder. (acintya bhedābheda tattva)
8. El proceso específicamente mencionado (abhideya) para la jīva en los Vedas, es el proceso nónuple '9 ' del servicio devocional, dividido en vaidhi y rāga bhakti. De los nueve procesos, el cantar y el escuchar el Santo Nombre son los principales medios. Por esa razón, el canto de “om” es glorificado en los Vedas. La meta final, la plataforma constitucional (prayojana) de las jīvas, es la actividad del bhakti puro o prema. Esto es logrado por la misericordia de Kṛṣṇa.

Estos son los principios básicos para la guía de las jīvas que son denotadas por los Vedas. Si uno critica a los Vedas, esa es una ofensa al Santo Nombre. Tal persona es un ruin pícaro. En la historia de la India hay seis personalidades que inventaron teorías y por sus invenciones se atrajeron no buen final. Jaiminī, aunque proclamando seguir los Vedas, no reconoce al Señor Supremo y recomienda karma kānda, actividades independientes de la adoración a Dios. Kapila, por confusiones piensa que el Señor es imperfecto y recomienda el proceso de yoga sin entender su meta, Los jainas, refugiándose en la filosofía de que todo es ilusión, predican contra el Veda. El ateo Carvaka no tenía respeto por el conocimiento védico; y similarmente, el Budista.

Gautama, no adora al Señor, sino que en cambio, piensa en términos de seres humanos. Todas estas filosofías están contra los Vedas, a veces directamente y, a veces ocultos. Por lo tanto el hombre sabio, sabiendo que la fe en estas filosofías, lo hace a uno ofensor, las evita totalmente.

Otra filosofía a ser evitada es la de los māyāvādīs. Sus escrituras no son genuinas, sino distorsiones del significado de los Vedas; realmente son Budismo encubierto y su finalidad es desviar a los tontos en kali-yuga. Śiva, por orden del señor, apareció en una familia brāhmaṇa y se hizo ācārya y, como Jaiminī, tomando la autoridad de los Vedas, torció el significado para ilusionar al mundo. Haciendo esto, siguió la doctrina budista de la ilusión y trato de ilusionar al mundo, encubrió el significado directo de los Vedas y el proceso del bhakti. Así, si uno acepta cualquiera de estas filosofías, no hay lugar para el bhakti real, si uno sigue El santo Nombre junto con estas filosofías, se está cometiendo grave ofensa contra el Nombre, y simplemente se atrae su propio fin.

Si la jīva puede aceptar el significado directo de los Vedas, el sendero del bhakti puro, él será recompensado con la dulzura de prema, pero si sigue el significado indirecto de las interpretaciones metafóricas como el significado real, no puede llegar a la verdad y muere por su ofensa a Kṛṣṇa. El principal sonido en los Vedas es “OM” que es un nombre de Kṛṣṇa, y cantando el nombre uno puede alcanzar la meta de la vida. Este nombre es utilizado por los devotos en el Śrī Sampradāya. Los Vedas establecen que el Santo Nombre es la forma espiritual del Señor en el mundo material. Es tan poderoso que hasta la influencia tenue del Nombre, puede atraer la perfección.

Este es el significado: Ya que los Vedas enseñan el canto del Nombre como el principal proceso, criticar los Vedas es criticar el Nombre. Eso es ofensivo. Los devotos, sin embargo, se refugian en los Vedas, y cantando el Santo Nombre alcanzan el néctar del Nombre. Los Vedas dicen: “Sólo canta el Nombre del Señor y por eso, recibirás la forma Suprema de amor y bendición. Hasta en el cielo espiritual, las grandes personalidades cantan el Santo Nombre”.

Es desafortunado que en el kali-yuga aún los así llamados grandes personalidades eviten a la Suprema Personalidad de Kṛṣṇa y Su nectáreo Nombre, y en cambio, adoren la energía de la ilusión, Māyādevi. Por refugiarse en el tantra tamásico, critican la autoridad védica. Ansiosos de carne e intoxicaciones, llevando una vida corrupta contra el dharma, estas personas se matan a sí mismas. Ellos no siguen el Nombre de Kṛṣṇa ni tampoco logran el eterno dhāma de Vṛndāvana. Māyādevi da a los ateos la felicidad mundana o el castigo, según sus actividades, pero a alguien que sirve a los devotos, ella le da el refugio de los pies de loto de Kṛṣṇa.

Siendo sirviente de Kṛṣṇa, Māyādevi castiga a las almas equivocadas y les da solamente la felicidad ilusoria a aquellos que la adoran. Pero si uno adora a Kṛṣṇa y Su Nombre, ella le ayuda a vencer el océano material.

Si por desgracia, uno llega a cometer sruti ninda, se debe arrepentirse y ofrecer sus respetos a las Escrituras. Con atención, se debe ofrecer flores y hojas de Tulasī al Bhāgavatam y a los Vedas. El Śrīmad Bhāgavatam, siendo la esencia de los Vedas y una encarnación de Kṛṣṇa, nos dará una misericordia ilimitada.

Haridāsa dijo: “Día y noche estoy inmerso en éste océano de néctar del Santo Nombre, habiendo abandonado la ofensa de criticar la Escritura”.

Quienquiera que aspire al polvo de los pies de Haridāsa está calificado para usar sobre su cuello el rubí de la piedra de toque del Santo Nombre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario